Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

El Parque Nacional Mochima se encuentra entre los dos polos de desarrollo urbano, industrial, pesquero y turístico del oriente venezolano: las ciudades de Cumaná (212.432 habitantes) en el Estado Sucre y Barcelona (220.000 habitantes) y Puerto La Cruz (70.000 habitantes) en Anzoátegui. Esta región ha sido la de mayor crecimiento urbano e industrial luego del inicio de las actividades petroleras en los Estados Anzoátegui y Monagas (Técnica Ambiental 2002). Un tramo importante de la única carretera que comunica a la región central con el oriente del país cruza el parque en su zona continental. Desde 1976 existe un decreto presidencial para convertir esta carretera en una moderna autopista acorde con los planes de desarrollo de la región (V Plan de La Nación 1976).

 

Puerto La Cruz y los complejos industriales de Pertigalete y Guanta (17.000 habitantes) descargan sus aguas en la zona marina localizada al oeste del parque. A partir de los años 80 se generó un gran desarrollo de edificaciones turísticas y recreacionales con lo que se construyeron numerosos hoteles y complejos urbanos. Una fábrica de cemento y un puerto de desembarco de buques petroleros ubicados en Pertigalete y Bergantín respectivamente, así como un puerto de ferrys con destino a Isla Margarita, generan un intenso tráfico de grandes embarcaciones en las aguas de la zona marina del parque.

 

Habitantes en el parque

 

Al momento de su creación varios pueblos y numerosos caseríos pequeños se encontraban dentro del parque pero ninguno fue reubicado ni se cancelaron las bienhechurías (bienes materiales) a sus habitantes. La política restrictiva de INPARQUES y de los organismos que administraron el parque antes de 1978 (fecha de la creación de INPARQUES) generó graves conflictos entre los habitantes de esos pueblos y las autoridades del parque. Estos conflictos fueron marcadamente acentuados en el pueblo de Mochima (localizado al borde de la Bahía del mismo nombre y cuyas principales actividades económicas son la pesca y el turismo). Es importante destacar que INPARQUES ha podido ubicar sus oficinas dentro del pueblo de Mochima desde hace apenas cuatro años. En opinión de los guardaparques, las relaciones con los habitantes han mejorado notablemente luego de la campaña iniciada por INPARQUES como parte del proyecto financiado por el Banco Mundial.

                      

La urbanización de San Pedrito se encuentra en una de las muchas Zonas de Uso Especial que albergan poblados o caseríos en el parque

 

Además del pueblo de Mochima (451 habitantes) otros poblados se encuentran dentro del parque; tal es el caso de Yaguaracual (351 habitantes), Nurucual, El Tacal (4.242 habitantes), El Baral (9.175 habitantes), San Esteban y Los Totumos. De hecho, gran parte de los 10.166 habitantes de la Parroquia Santa Fé ocupan tierras dentro del parque (Técnica Ambiental 2002). Según un informe reciente, el parque alberga 25.000 habitantes aproximadamente (Parilly 2000).

 

Industrias

 

Próximas a la zona marítima al oeste del parque se encuentran varias empresas localizadas en el complejo industrial Guanta-Pertigalete. Una gran fábrica de cemento y un puerto naviero son quizás dos de las más grandes, aunque también existen industrias pesqueras de atún, que aunque trabajan fuera del límite marino del parque en ocasiones incursionan ilegalmente a sus aguas. Las aguas servidas de estas industrias y de las ciudades en general son vertidas sin tratamiento a la zona marina del parque.

 

 

 

Turismo

 

Mochima cuenta con grandes atractivos para el turismo. A lo largo de toda la costa del parque hay decenas de playas con aguas tranquilas y transparentes ideales para nadar. También se puede apreciar un gran número de islas y arrecifes costa afuera, que son excelentes lugares para bucear y pescar. Las playas son visitadas por miles de visitantes cada fin de semana. La mayoría de los visitantes provienen de las ciudades cercanas: Cumaná, Puerto La Cruz y Barcelona. Sin embargo, durante las vacaciones escolares las playas son visitadas por turistas de Caracas, del resto del país e incluso del extranjero. Todas las playas se encuentran en zonas recreativas a las que se accede en botes desde el pueblo de Mochima (playas Maritas, Blanca, Gabarra, Manare, Cautaro, Cautarito, Taguaramo y La Canoa), a través del pueblo de Santa Fé (Playa Cochaima, Isla Arapo, Islas Caracas, La Piscina), desde Puerto La Cruz (El Saco, Puinare, El Faro y Arapo) y desde el puerto de Guanta (Isla de Plata, Isla Monos, Arapo, entre otras). El precio de estos botes varía, en promedio el viaje cuesta 20.000 Bs (US$ 15). Todos los pueblos de la zona cuentan con restaurantes y posadas, también es posible acampar en las playas. Si bien las playas son muy tranquilas durante la semana, los fines de semana se transforman en bulliciosos centros turísticos.

 

 

 

                      

No existen registros formales, pero es posible que el parque sea visitado por más de 500.000 personas al año, lo cual generaría ingresos superiores a los siete millones de dólares anuales a la región, pero casi nada para el parque

 

Respecto a la zona continental existe cierto grado de turismo no organizado. La cascada de San Pedro representa un gran atractivo para visitantes locales y extranjeros. Sin embargo en ningún caso ni el parque nacional ni INPARQUES reciben beneficios económicos directos del turismo.

 

 

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados