Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

       
Guatopo posee unas excelentes áreas recreativas como la de Quebrada Guatopo (foto © Rodolfo Castillo)

 

El manejo y la administración del parque actualmente están a cargo del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES), organismo encargado de administrar todos los parques nacionales de Venezuela. A pesar de haber sido el tercer parque nacional creado en Venezuela en el año 1958 (República de Venezuela 1958), nunca ha tenido un Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso. Sin embargo, podría considerarse que el manejo del parque ha sido eficiente, lo cual se puede evidenciar en hechos como el proceso de desocupación y reubicación de sus habitantes llevado a cabo entre 1960 y 1971, así como el desarrollo y mantenimiento de unas excelentes instalaciones recreativas, informativas y señalización, desarrollados principalmente a partir de 1970. Experiencias como éstas se han repetido pocas veces con tanto éxito en el resto de las áreas protegidas que conforman el sistema de parques nacionales de Venezuela.

 

La creación de este parque se logró en buena medida gracias a la visión de los planificadores del abastecimiento de agua de Caracas del Ministerio de Agricultura y Cría, quienes desarrollaron ambiciosos programas de conservación de bosques, suelos y cuencas hidrográficas. Ellos vieron que la zona de Guatopo poseía un caudal de agua con el cual se podía contar para incrementar las fuentes de abastecimiento de la ciudad de Caracas y otras poblaciones cercanas. Estos han sido los principales objetivos que han orientado su manejo.

 

Con la creación oficial del parque nacional en 1958 se prohibieron todas las actividades consideradas degradantes y en 1960, mediante un decreto de expropiación por causa de utilidad pública o social (República de Venezuela 1960a), se inició el proceso de desocupación y reubicación de sus habitantes, conformados por 4.207 familias. Con la finalidad de llevar a cabo un proceso eficiente y conciliar todos los intereses, el Ministerio de Agricultura y Cría (de cuya jefatura dependía el Servicio de Parques Nacionales para la época) creó en 1963 una comisión denominada Comando Guatopo, que se reunía periódicamente con los campesinos afectados y que introdujo una serie de medidas en su beneficio. También se estableció una Comisión Pagadora de Bienhechurías, cuyo objetivo era concretar el proceso de pagos y la reubicación de los afectados. A pesar de que en algunas partes del proceso llegó a existir cierta oposición por parte de los campesinos, ellos finalmente aceptaron la reubicación que finalizó en 1971 cuando se habían pagado bienhechurías a 3.167 familias, quedando por resolver solamente algunos casos aislados (Yerena y Escalona 1992). Este proceso ha sido tomado como ejemplo de una estrategia exitosa y eficiente (Terborgh y Davenport 2002).

 

Actualmente, Guatopo cuenta con 16 guardaparques para las labores de vigilancia y monitoreo, además de 32 obreros que se dedican al mantenimiento de las instalaciones y áreas recreativas. Este personal obrero suele ser empleado para la construcción de infraestructuras recreativas en otros parques nacionales y gran parte fue seleccionado entre los anteriores habitantes del mismo parque. El resto del personal está conformado por el superintendente, dos técnicos y un asistente administrativo. Las oficinas administrativas del parque se encuentran ubicadas en el sector de El Lucero, donde también hay un auditorio y una casa de huéspedes. Actualmente el parque cuenta con un vehículo doble tracción, una camioneta con 27 años de uso que es utilizada como transporte para el personal, un camión volteo que tiene 26 años de uso y una moto se encuentra en el puesto de guardaparques de La Elvira. Solo posee en funcionamiento un equipo de radio que le permite establecer comunicaciones con el Parque Nacional El Ávila.

 

Los linderos del parque solo están definidos cartográficamente, y fueron establecidos principalmente en base a la delimitación de cuencas hidrográficas, que de acuerdo al decreto original (República de Venezuela 1958) comprendía las cuencas de los ríos Lagartijo, Taguaza y Taguacita. Dos años más tarde se definen con precisión dichos linderos (República de Venezuela 1960b). En 1960 el parque abarcaba un área de 92.640 ha y también incluía parte de la cuenca alta del Río Orituco. En 1985 Guatopo fue ampliado con la finalidad de incluir la cuenca del Río Cuira donde está proyectado construir un nuevo embalse, pero sólo se incluyó un 23% de dicha cuenca (29.824 ha) para llegar a un gran total de 122.464 ha (República de Venezuela 1985).

 

En INPARQUES se ha manejado un planteamiento de crear un nuevo parque nacional al este de Guatopo denominado Parque Nacional Serranía del Bachiller. Este parque tendría como objetivo proteger ecosistemas de bosques húmedos tropicales, así como otras cuencas de importancia como las de los ríos Cuira (en su totalidad), Cúpira y El Guapo, abarcando 243.000 ha. De esta forma se conformaría un corredor ecológico para incluir un gradiente altitudinal desde los bosques siempre verdes de montaña del Parque Nacional Guatopo hasta los ecosistemas secos y de laguna costera del Parque Nacional Laguna de Tacarigua (Naveda 1995). Hasta el momento solo se ha manejado como una propuesta con un levantamiento cartográfico en escala 1:500.000.

 

En general, el éxito de esta gestión se ha debido a diversos factores: un adecuado manejo del personal y de los recursos materiales, la idoneidad técnica en la conducción de los diversos programas, la relativa autonomía en decisiones menores por parte de la administración del parque y el apoyo relativamente constante de los niveles centrales de la administración.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados