Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

El Santuario Nacional Lagunas de Mejía está ubicado en la costa del Pacífico sur del Perú, en el departamento de Arequipa, en los distritos de Mejía, Deán Valdivia y en una pequeña porción de Punta Bombón, a escasos metros de la línea de marea del Océano Pacífico. Su área de influencia abarca diferentes tipos de hábitats: pantanos, fangales salinos, totorales, monte ribereño, gramadales y vastas playas arenosas. Este complejo de hábitats reunidos en un área pequeña (690.6 hectáreas), conforma uno de los humedales más importantes de la costa occidental de Sudamérica, el mismo que alberga un elevado número de especies de aves residentes y migratorias, así como otras muestras de fauna, flora y microflora característica de los humedales.
(Ver Mapa)

Ubicación, extensión y límites

El Santuario Nacional Lagunas de Mejía está situado en la costa sur del Perú, a 3 kms del balneario de Mejía, a 19 kms de Mollendo (que constituye el centro poblado más importante en las cercanías). Su ubicación geográfica corresponde a los siguientes rangos de coordenadas geográficas: 17°07'09" y 17°10'03" de latitud sur y 71° 49´49” y 71°53´19” de longitud oeste. El Santuario se encuentra prácticamente a nivel del mar y presenta un dique natural con una altura máxima de 3,40 metros sobre el nivel del mar, el cual separa las lagunas del océano. En todo el santuario la cota máxima registrada es de 3,50 metros sobre el nivel del mar y la cota mínima de 0,50 metros sobre el nivel del mar.

De acuerdo con su decreto de creación, el santuario abarca una superficie de 690,6 hectáreas, que comprende las denominadas Lagunas de Mejía y los terrenos aledaños, y se prolonga hasta el sur, incluyendo el monte ribereño en la margen izquierda del río Tambo, cercanas a su desembocadura. Limita por el norte con la planta de bombas y el canal de evacuación de agua de drenaje de la Irrigación Iberia, por el este con la carretera asfaltada de Mollendo-Valle de Tambo-Irrigación Iberia-el Boquerón, por el sur con terrenos agrícolas de Punta de Bombón y por el oeste con la línea de playa del Mar.

Geología

El área del santuario fue parte de una gran cuenca de sedimentación, la cual, gracias a diversos eventos geológicos, condicionó la deposición de sedimentos marinos y continentales que pertenecen al Cuaternario. En el santuario no hay presencia de afloramientos rocosos.

Fisiografía

El santuario presenta el paisaje propio de las planicies anegadas del litoral peruano, además de terrenos planos que pueden incluir depresiones topográficas muy cercanas al mar. Generalmente, la zona anegada muestra una topografía más o menos uniforme, con mínimas variaciones de altitud.

Edafología

Los suelos del área natural protegida tienen una textura casi uniforme. Los horizontes superficiales son arenosos y varían ligeramente por debajo de un metro de profundidad. Sólo en un sector en las inmediaciones de las lagunas se pueden encontrar horizontes arcillo-renosos.

Los suelos presentan serios problemas de drenaje en vista de que en varios sectores la napa freática se encuentra muy cercana al nivel del suelo (el rango de nivel de agua subterránea oscila entre 0,30 hasta 1,60 metros). En algunos casos, el nivel del agua sobrepasa el suelo y se forman láminas o espejos de agua temporales, especialmente en la estación de invierno por influencia de los cambios de marea.

El origen de los suelos del santuario y las pampas de Iberia adyacentes es básicamente de tipo aluvial, con influencia marina. Adicionalmente, en las zonas más deprimidas, presenta alguna formación lacustre reciente. En consecuencia, son arenosos y varían de arena franca (sin limo, arcilla y humus) a franco arenoso. Adicionalmente, presentan un perfil caracterizado por la presencia de capas duras en el subsuelo (formadas por estratos de suelos franco y arcillo limosos con presencia de cenizas volcánicas), además de piedra pómez. Estas capas duras, a un rango de profundidad de 0,8 - 1,2 metros, restringen el drenaje y propician la salinización de los suelos.

Un gran porcentaje de tierras de la vecina Irrigación Iberia tiene serios problemas con el nivel freático y de calidad de suelos. Existen suelos (casi 40% de las parcelas) con profundidades menores a 75 cm. donde algunos cultivos se ven gravemente afectados. La gran mayoría de suelos tienen baja fertilidad y altas concentraciones de sales.

Clima

A pesar de su relativa cercanía a la línea ecuatorial, el área donde se localiza el Santuario Nacional Lagunas de Mejía cuenta con una temperatura media anual baja. Según la estación meteorológica más cercana (Mollendo), la temperatura media anual es de 19,8°C y la precipitación total promedio anual es de 10,8 mm. Esto se debe en gran medida a la influencia de la Corriente Peruana o de Humboldt, de aguas frías marinas, cuya presencia también impide la formación de lluvias, haciendo que esta parte del litoral sea una zona extremadamente desértica desde el departamento de Ica en Perú hasta La Serena en Chile. Las precipitaciones en el área son escasas, presentándose comúnmente las denominadas garúas producto de las neblinas invernales.

El clima del lugar es propio de la zona de vida desierto seco - Templado Cálido o desierto superárido - Templado Cálido, caracterizado por ser extremadamente árido. Debido a la escasez de precipitaciones o la ausencia total de éstas, algunos años son hidrológicamente secos.

Hidrología

La cuenca del río Tambo tiene una longitud máxima de recorrido de 276 kms desde sus nacientes en el distrito Yunga del departamento de Moquegua en las alturas de los Andes, producto de la confluencia de los ríos Ichuña y Paltiture, hasta su desembocadura en el océano Pacífico. Esta cuenca posee una pendiente promedio de 1,4%, la cual se acentúa en los sectores altos del río Tambo (1,9%) y del río Coralaque (1,9%), su principal afluente. Su superficie total es de 12.454 km², de los cuales 8.149 km² corresponden a la cuenca húmeda.

La forma de la cuenca del río es la que caracteriza los ríos en la costa, alargada y profunda, con un relieve escarpado y por partes abrupto, cortada por quebradas profundas. En la parte superior presenta algunas lagunas, debido a un fenómeno de glaciación, mientras que la parte inferior del valle presenta una llanura producto de depósitos de origen aluvial, debido a una brusca disminución de la pendiente.

Orilla de la desembocadura del río Tambo

El régimen de descargas del río es irregular y torrentoso, fluctúa durante las estaciones del año y presenta grandes diferencias entre los meses de lluvias y estiaje. Febrero es el mes de mayor abundancia de agua, con una descarga promedio mensual de 106 m³/seg., y el mes de noviembre es el más seco, pues llega a 7-9 m³/seg. La época de lluvias en las alturas de la cuenca se inicia en el mes de diciembre y se prolonga hasta el mes de abril.

Las lagunas

En ambas márgenes de la boca del río Tambo hay lagunas de dimensiones variables y probablemente de diferentes orígenes. Las lagunas situadas en el sector norte de la desembocadura del río, el sistema de lagunas Iberia y Mejía, son en realidad afloramientos de agua de retorno de irrigaciones localizadas en las Pampas de Iberia. El agua que origina estas lagunas proviene de las filtraciones y flujos superficiales de la Irrigación Ensenada-Mejía-Mollendo, que data del año 1942. La Irrigación Iberia (Pampas de Iberia) influye en la laguna Iberia por efecto de filtraciones y escorrentías superficiales. El río Tambo además constituye una fuente importante de agua para las lagunas de Boquerón en vista que en su período de mayor descarga (diciembre a abril) parte de sus aguas inundan la zona baja del Boquerón alimentando las lagunas allí presentes. Esto se constata en las lagunas del sur del santuario por la presencia de aguas turbias cargadas de sedimentos. Adicionalmente, se sabe que estas lagunas reciben agua proveniente de la napa freática de la cuenca.

El sistema de lagunas del santuario (norte, centro y sur), conocidas como lagunas Mejía, Iberia y Boquerón respectivamente, cuentan con diferentes regímenes hidrológicos, por lo que las alternativas para su manejo también deben ser diferentes, definiendo un objetivo común: asegurar la suficiente cantidad de agua para hacer efectiva la función ecológica y de refugio que prestan a los flujos migratorios y sedentarios de aves. Es así que el comportamiento hidrológico de las tres lagunas está en función del balance entre el abastecimiento de agua de las mismas y las pérdidas. Las pérdidas estimadas se dividen en pérdidas por percolación hacia el Océano Pacífico (alrededor de 30%), pérdidas por evaporación (50-60%) y eventualmente una menor pérdida (10-20%) por percolación al sistema de drenaje de la Irrigación Iberia.

<foto> Vista de la laguna Iberia

Las lagunas son consideradas superficiales porque el nivel promedio de sus aguas fluctúa entre los 80 y los 195 cm. de profundidad, con fuertes variaciones estacionales. Se estima que para el caso de la laguna Iberia (central), con un nivel de 145 cm., el área de la laguna alcanza 40 hectáreas, y con 195 cm. su área aumenta a 80 hectáreas. En la laguna Boquerón el nivel oscila entre los 80 y 160 cm., obteniendo un área de 5 hectáreas. La laguna Mejía, por su parte, tiene una fluctuación irregular debido a que en alguna oportunidad se seca totalmente por efecto del sistema de drenaje. Su nivel promedio es de 100 cm., con el cual mantiene un área de cuatro hectáreas.

Abastecimiento de agua a las lagunas

Las lagunas se vieron afectadas por las obras de rehabilitación de tierras agrícolas en su área de influencia ya que lamentablemente se omitió la realización de estudios de impacto ambiental. Ello tuvo graves consecuencias en estos importantes humedales costeros, que ya durante las pruebas en 198182 habían sido desecados en un 80% de su área.

Con el propósito de subsanar este inconveniente, el Gobierno de los Países Bajos, que a la sazón asesoraba dicha obra, envió la misión especial ILACO en 1984, que entre otros aspectos recomendó alejar de las lagunas el drenaje No. 3, retroalimentar las lagunas con el agua que era bombeada hacia el mar, alimentar las lagunas con el agua de la Irrigación de Ensenada, ya utilizada y sobrante de la actividad agrícola. El Plan REHATIC (de rehabilitación de tierras agrícolas), financiado con fondos del Gobierno de los Países Bajos, cumplió con alejar el drenaje No. 3 para no afectar directamente el drenaje de las lagunas.

Al abandonarse el sistema de bombeo por su alto costo y la baja rentabilidad de las parcelas, la retroalimentación quedó sin posibilidades de ser ejecutada y, finalmente la recarga con el agua de la irrigación se descartó por los problemas con los agricultores que utilizaban dichas aguas para regadío y por arrastrar mucho material sedimentario que producía un severo acolmatamiento de las lagunas.

En base a los estudios realizados por el Proyecto de Ecodesarrollo ejecutado por PRODENAArequipa, se estableció un sistema de monitoreo de los niveles de los drenes 1  y 3 mediante una compuerta, a fin de no permitir que éstos bajaran demasiado al punto de afectar el nivel de las lagunas, pero al mismo tiempo que los niveles freáticos de las parcelas aledañas no fueran muy altos, fijándose el nivel mínimo de la retención en 1,50 metros. Además, el Proyecto rehabilitó el antiguo drenaje No. 3 y bloqueó su salida, y construyó otros dos drenes ciegos en forma de "T" para alimentar las lagunas indirectamente por filtración, para evitar la colmatación por sedimentos, la contaminación por vegetación indeseable (lenteja y jacinto de agua) o por químicos residuales de pesticidas y fertilizantes.

<foto> Canal de drenaje y bombas en desuso

Acceso

Debido a su ubicación geográfica, el Santuario Nacional Lagunas de Mejía no tiene problemas de acceso. A él puede llegarse fácilmente a través de vías terrestres que parten desde Lima y desde las principales ciudades del sur del país. Hay cinco rutas alternativas de carreteras asfaltadas: Lima-Camaná-Repartición-Mollendo-Mejía (1020 km), Arequipa-Mollendo-Mejía (143 km), Arequipa-Cachendo-Cocachacra-Mejía (149 km), Tacna-Moquegua-El Fiscal Mejía (295 km) y la nueva carretera Costanera que va de Ilo a Valle de Tambo (aproximadamente 70 km).2



NOTAS:

-----------------------------

1)  Plan Maestro del Santuario Nacional Lagunas de Mejía. Instituto Nacional de Recursos Naturales INRENA. Lima, 2000. Pág. 11.
2)  Plan Maestro del Santuario Nacional Lagunas de Mejía. Instituto Nacional de Recursos Naturales INRENA. Lima, 2000. Págs. 17-21.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados