Información general
Resumen
Descripción
Amenazas
Soluciones
Conclusiones
Referencias

 

 

 

La región tiene una gran variedad de hábitats relacionados con las variaciones en la topografía, altitud, substratos geológicos y clima, lo que propicia formaciones y asociaciones de vegetación. Las comunidades vegetales son afectadas por la marcada estacionalidad de la precipitación, con básicamente seis meses de sequía que van de noviembre hasta abril. La flora es muy rica con 910 géneros de plantas de los cuáles 2.700 especies son plantas vasculares. El endemismo de plantas se estima en un 30% (Dávila-Aranda 1983, Arriaga et al. 2000). El sureste del valle de Tehuacán es considerado uno de los tres centros mexicanos más ricos en el grupo taxonómico Agave; de los 250 géneros endémicos de México el 10 % se encuentra en la región. Los principales tipos de vegetación y uso de suelo en la región que comprende parte del área protegida y la región terrestre prioritaria del valle de Tehuacán-Cuicatlán son: la selva baja caducifolia con un 29% del territorio de la reserva; terrenos dedicados a la agricultura, crianza de ganado, y de explotación forestal con el 22%; el bosque de encino y pino con 21%; el matorral desértico rosetófilo con predominancia de arbustos espinosos y una presencia importante de cactáceas con el 10%; el matorral crasicaule con vegetación dominada por cactáceas de gran tamaño con el 8%; y otros tipos de vegetación con el 10% (Arriaga et al. 2000).

 

Las montañas que rodean la reserva son parte de la cadena ininterrumpida que viene de los Estados Unidos de Norteamérica y que continua y atraviesa longitudinalmente a América Central. En el Norte, la Sierra Madre Oriental separa los estados de Puebla y Veracruz y finaliza en el cinturón volcánico transversal de México, el cual se extiende hasta las costas del Atlántico; al Sur se encuentra la Sierra de Zongólica y la Sierra de Juárez. Estas extensiones montañosas han sido un puente para la dispersión de plantas y animales por miles de años (Smith 1965). La fauna de la región es de más de 100 especies de mamíferos de los cuales 16 son endémicos. Algunas especies representativas de la zona son el puma (Puma concolor), el venado cola blanca (Odoicoileus virginianus), el pecarí de collar (Tayassu tajacu), el lince (Lynx rufus), el mapache (Procyon lotor) y los murciélagos como el guanero (Tadarida brasiliensis), el murciélago bigotón (Pteronotus parnellii), y el murciélago vampiro (Desmodus rotundus). Existen 356 especies de aves como la guacamaya verde (Ara militaris) en peligro de extinción, el águila real (Aquila chrysaetos) y halcones como el fajado (Falco femoralis), y el halcón peregrino (Falco peregrinus). En reptiles se han estimado 53 especies, entre ellas el escorpión Heloderma horridum (único saurio venenoso del mundo), la víbora de cascabel (Crotalus sp.), la coralillo (Microrus laticollaris), y la bejuquilla parda Oxybelis aeneus (CONANP 2000, Salas et al. 1995). Se han encontrado además 268 especies de insectos.

 

Copyright © 2004 ParksWatch - Todos Derechos Reservados